Mujeres y hombres tienen distintos trastornos mentales

(www.neomundo.com.ar)- Cuando se trata de enfermedades mentales, el sexo puede marcar una diferencia porque las mujeres tienen más probabilidades de ser diagnosticadas de ansiedad o depresión, mientras que los hombres tienden al abuso de sustancias y a los trastornos antisociales. Al menos así lo señala un estudio publicado por la American Psychological Association (APA).

La American Psychological Association, con sede en Washington, es la principal organización científica y profesional de Psicología de Estados Unidos y la mayor asociación mundial de psicólogos. Está compuesta por más de 154.000 miembros entre investigadores, educadores, personal clínico, consultores y estudiantes.

Los investigadores hallaron que las mujeres con trastornos de ansiedad son más propensas a interiorizar las emociones, lo que por norma genera retraimiento, soledad y depresión.

Por el contrario, como los hombres son más propensos a exteriorizar las emociones, suelen ser más agresivos, tener comportamientos impulsivos y nada obedientes.

De acuerdo con los expertos, este tipo de diferencias entre hombres y mujeres a la hora de interiorizar y exteriorizar las emociones, es lo que explica la diferencia por sexos en los porcentajes de muchos trastornos mentales.

Los autores de este estudio analizaron datos recogidos en 2001 y 2002 por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que realizaron encuestas a 43.093 residentes de los Estados Unidos mayores de 18 años, civiles y no ingresados en ningún hospital. Los participantes respondieron a preguntas de la entrevista, y el análisis examinó su historial de vida incluyendo la salud mental, especialmente en los 12 meses anteriores.

Investigaciones previan habían hallado que las mujeres sufren más que los hombres de depresión, debido a que ellas "meditan con más frecuencia que los hombres, centrándose repetidamente en sus emociones negativas y los problemas, en vez de participar más activamente en la solución de éstos".

El enfoque de género apoya las conclusiones de prevención y tratamiento, según el estudio. "En las mujeres, el tratamiento puede centrarse en hacer frente al problema y las habilidades cognitivas para ayudar a prevenir que la reflexión o la cavilación se convierta en una depresión clínicamente significativa o en ansiedad", puntualiza Nicholas Eaton.

Y agrega: "En los hombres, el tratamiento de las conductas impulsivas podría centrarse en premiar las acciones planificadas y dar forma a las tendencias agresivas para el comportamiento no destructivo".

Más información haciendo click sobre el logo de WWW.NEOMUNDO.COM.AR

Cargando...