¿Estás enferma de amor?

¿Estás enferma de amor? / Foto: Thinkstock¿Estás enferma de amor? / Foto: Thinkstock



Hay quienes cuando se enamoran, se olvidan de todo, hasta de sí mismos. Y no es que el enamoramiento les impida racionalizar lo que están haciendo. Son conscientes de que día tras día se van desdibujando, saben que se están fusionando con el otro. Pero no pueden evitarlo. En el fondo, la inseguridad de perder al ser amado se apodera de ellos, y aunque no lo vean en un primer momento, tarde o temprano terminarán dañando la pareja y, sobre todo, serán infelices.

¿Cómo reconocerse enferma de amor? ¿Se puede salir de una relación demasiado dependiente y transformar ese sufrimiento en placer?


[Relacionado: Mentiras que las mujeres nos decimos]


Si te cuesta reconocerte en este perfil de mujer pero sospechas que algo no está funcionando bien en la pareja por querer vivir pegada a él, aquí van algunas situaciones que te ayudarán a reconocerte en la enfermedad:

- Basta que arregle para salir con amigos y sin ti para que montes un escándalo. Lo primero que piensas es que no te quiere, que se avergüenza de ti.

-¿Le surge un viaje de trabajo? Entras en pánico porque crees que se enamorará de otra por el solo hecho de estar lejos unos días.


[Relacionado: ¡Cuidado con los seductores!]


-No puedes evitar llamarlo por teléfono sin parar. Permanentemente buscas si está conectado a las redes sociales. Y si no responde tus mensajes, armas un escándalo. No olvides que el exceso agobia. Para que la relación funcione es vital darle espacio al otro.

-Ante todo te importa complacerlo. Eres servicial, vives por y para él. Lo que ignoras es que anularte te quita atractivo ante sus ojos. Una relación sana pone a los amantes en un plano de igualdad, no de sumisión.

-No sabes qué hacer cuando estás sola. Ya ni tienes amigos propios. Mucho menos secretos…Tu mayor deseo es estar siempre con él y no quieres ver a nadie más. Has olvidado cómo es estar sin pareja; ahora le toca a él, pero antes fue igual con otro, con otro y con otro.


[Relacionado: ¿Qué hacer cuando él cambia?]


-Solo verlo hablar con otra mujer enciende tus celos. Las ves a todas como rivales. No soportas que tenga amigas.


Si alguna o muchas de estas actitudes son corrientes para ti, es que estás enferma de amor. Pide ayuda, conversa con él. Haz un esfuerzo por reencontrarte contigo misma. Disfrutar de la soledad te hará valorar aún más su compañía.

¿Has estado alguna vez enferma de amor? ¿Pudiste curarte? ¿Cómo?

Cargando...